Blog

5 plantas con flores blancas

El color blanco representa la pureza, la bondad, y la inocencia, ya que simboliza la humildad, el amor y la paz. En pocas palabras podríamos decir que es un color perfecto que transmite minimalismo, frescura y simplicidad. Si quieres agregar una de sus características a tu jardín, o simplemente adoras el blanco, sigue leyendo este post de 5 plantas con flores blancas y su guía de cultivo.

Gypsophila paniculata

Esta planta forma parte de la familia de los claveles conocido como Caryophyllaceae. Crece de forma nativa en Europa y es cultivada para uso comercial en Perú. Esta planta se ha introducido en otras partes del mundo donde incluso la consideran una especie invasora. El ‘aliento de bebé’ como se la conoce vulgarmente es una planta ornamental que se utiliza comúnmente en ramos. En el jardín puede llegar a crecer hasta casi un metro de alto con una expansión similar. Su follaje es de color verde azulado y produce flores delicadas y pequeñas que florecen desde principios de verano hasta el otoño. Es muy fácil de cultivar y no requiere mantenimiento. Es tolerante a la sequía y crece mejor en suelos secos y alcalinos.

Tulipa sp.

Los tulipanes son una planta bulbosa con flores que forman parte de la familia de las liliáceas. Los hay de floración temprana, de media temporada y de temporada tardía. Se planta a fines del verano o principios del otoño y florecen el próximo año. Vienen en una amplia gama de colores, pero los más impresionantes, elegantes y clásicos con los blancos. Crecen bien en suelos húmedos, fértiles y bien drenados.

Zantedeschia sp.

La Zantedeschia sp. es una de las plantas con flores blancas que no podrían faltar este post. Crece fácilmente de los rizomas y puede mantenerse en interiores en contenedores o en exteriores en bordes. Es nativa de Sudáfrica donde está acostumbrada a mucha luz y temperaturas cálidas. Es muy utilizada como flor cortada, ya que puede durar más de dos semanas en el florero. La flor de la cala florece desde el verano hasta el otoño en varios colores. Sus flores en realidad no son flores, sino hojas especiales denominadas ‘espatas’ que rodean un espádice amarillo que es donde están realmente las flores, pero estas son pequeñas e insignificantes.

Gardenia jasminoides

La Gardenia jazminoides es un arbusto de hoja perenne perteneciente a la familia Rubiaceae. Es de origen asiático y se cultiva en otras áreas del mundo. Sus hojas son ovaladas de color verde intenso y sus flores tienen una textura aterciopelada y un aspecto romántico. Es una de las plantas con flores blancas que debes tener en tu jardín, ya que son muy llamativas y altamente perfumadas. La Gardenia jazminoides crece mejor con pleno sol en la mañana y sombra en la tarde. Mantenla en un suelo húmedo y bien drenado.

Stephanotis floribunda

Esta planta también llamada jazmín de Madagascar es una enredadera que pese a su  nombre común no está asociada con el jazmín, aunque tiene  flores perfumadas que se parecen a la fragancia del jazmín. Es una planta sensible a las heladas que puede cultivarse al aire libre solo si las temperaturas se mantienen alrededor de los 21 º C en verano y los 12 ºC en invierno. No obstante, puede tolerar temperaturas invernales bajas como 4 ºC, pero lo ideal es mantenerlas en un invernadero hasta que la primavera llegue. Proporciónale mucha luz solar y riega la capa superior del suelo cuando esté seca al tacto.

Otras plantas con flores blancas:

  • Clematis sp.
  • Rhododendron sp.
  • Phlox paniculata
  • Hydrangea macrophylla
  • Ranunculus asiaticus
  • Galanthus nivalis
  • Iris germanica

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close