BlogCactusSuculentas

Aspergillus Alliaceus: hongo que ataca a los cactus

Mantener cactus y suculentas requiere de mucha paciencia pues crecen tal lento que parecerá que no están haciendo nada, además, florecen una vez al año

Mantener cactus y suculentas requiere de mucha paciencia pues crecen tal lento que parecerá que no están haciendo nada, además, florecen una vez al año. Aun así, tenerlos dentro o fuera del hogar te hará sentir increíble, pues purifican el ambiente y eliminan las radiaciones electromagnéticas de los teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos. Es por ello que es fundamental reconocer la aparición de enfermedades de cactus así como también la pudrición de las ramas y los tallos. Sigue leyendo para conocer más sobre el hongo que ataca a los cactus, conocido como Aspergillus Alliaceus.

Cultivar cactus o suculentas ya sea en una maceta o en el exterior del hogar puede desafiar el ingenio y las habilidades del jardinero. Son tan distintas a las otras plantas ornamentales que en pocas palabras podríamos decir que son criaturas especiales, aunque existen varias características que comparten con ellas como la de enfermarse de los mismos tipos de enfermedades. La pudrición de las ramas y los tallos del cactus es originada por un hongo conocido como Aspergillus alliaceus.

Este ha sido un gran problema para la Opuntia, la Mammillaria, la Epithelantha, el Echinocactus, el Echinocereus, el Ancistrocactus y el Acanthocereus, pues si no se trata, las plantas podrían llegar a colapsar rápidamente.

Pueden aparecer como manchas pequeñas de color negro azulado que pueden crecer juntas para crear grandes áreas húmedas en la superficie de los cactus. Pero, al cabo de unos días, sabrás si se trata de este u otro hongo, pues cambian de color de blanco a amarillo y luego a negro.

Afortunadamente, el Aspergillus es sensible a los fungicidas, por lo que cortar las partes afectadas y rociar con fungicida podría ser útil para parar la propagación. No obstante, ten mucho cuidado al hacerlo, pues sin darte cuenta puedes propagar el hongo a otras plantas. Luego de matar las esporas negras, desinfecta todas las herramientas que hayas utilizado.

Aunque al cortar las partes afectadas la apariencia del cactus no será como la de antes, a veces esto no importa cuando en lo que en realidad se desea es resguardar un cultivar poco común.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close