Blog

Cómo afilar un hacha con seguridad

Para partir pequeñas cantidades de madera rápida, económica y ordenadamente, no hay mejor herramienta que un hacha

Para partir pequeñas cantidades de madera rápida, económica y ordenadamente, no hay mejor herramienta que un hacha. Sin embargo, con el uso continuo, suele desafiliarse por lo que es importante que aprendas a afilar un hacha con seguridad en menos de 15 minutos con algunas herramientas básicas que seguramente ya tienes en el taller o en el cobertizo.

Los expertos en gastronomía saben que un cuchillo sin filo es mucho más peligroso que un cuchillo afilado y esto se debe a que debe ejercerse más presión sobre el mismo para que funcione. Con el hacha se aplica la misma teoría, pues al partir un tronco con un hacha afilada simplemente se espera elevar el hacha y luego bajarla con fuerza, pero a medida que el hacha se desafila, te verás obligado a golpear la madera con más y más fuerza.

Por tanto, antes de cortar madera o al comienzo del otoño o el invierno afila el hacha, pues con una desafilada trabajarás más duro, lo que puede afectarte físicamente.

Para afilar un hacha deberás protegerte los ojos y los oídos y no tener ropa suelta, ni joyas, ni el cabello cerca de la amoladora. Usa una camisa de manga larga, zapatos y pantalones, y guantes gruesos de cuero.

Cuando el hacha se encuentre con el borde redondeado y jorobado es cuando debes afilarlo.

Si tienes una prensa de banco aprovéchala para sujetar el hacha por ambos lados para poder afilarla. Sino improvisa una con dos ladrillos, uno a cada lado de la cabeza del hacha sostenidos a la mesa por una abrazadera de carpintero.

Enciende la amoladora y comienza moliendo un centímetro hacia abajo desde el borde. Repite en el otro lado. Mueve la amoladora hacia el borde del hacha y cambia su ángulo a unos 25 grados. Cuando termines de un lado muévete al otro. Con la lima bastarda, lima el borde del hacha. Luego inclina la lima hacia abajo hacia el borde del hacha para levantar un borde afilado. Hazlo a cada lado hasta que el hacha se afile tal como deseas.

El hacha no deberá tener muescas ni ranuras en la superficie de corte; de ser así, usa la amoladora hasta que estas se hayan suavizado

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close