Blog de Jardineria

Cómo cultivar la Tillandsia bulbosa

La mayoría de las plantas del género Tillandsia o Tillys como lo llaman cariñosamente los aficionados, son epífitas, lo que quiere decir que crecen y toman nutrientes y humedad de otras plantas en vez de la tierra

La mayoría de las plantas del género Tillandsia o Tillys como lo llaman cariñosamente los aficionados, son epífitas, lo que quiere decir que crecen y toman nutrientes y humedad de otras plantas en vez de la tierra. Algunas ni siquiera precisan de otra planta y pueden crecer muy bien en la arena. La Tillandsia bulbosa es una especie maravillosa que presenta zarcillos que aparecen de un bulbo en la base.

Las hojas de la Tillandsia bulbosa son de color verde oscuro y se tornan violetas cuando están a punto de florecer. No obstante, no esperes que florezca cada año, porque solo lo hará una vez en toda su vida.

Las plantas de aire son fáciles de cultivar, pero la Tillandsia bulbosa es muy fácil, dado que sus necesidades de riego son mínimas. Si quieres probar suerte con una planta de aire, esta planta es tu mejor opción. Cuidarla es muy simple. A diferencia de otras plantas, la bulbosa no precisa ni recipientes especiales ni tierra. El único recipiente que precisas puede ser un trozo de madera.

Por otra parte, puede adaptarse a la luz y a la sombra parcial, pero ten en cuenta que no le gusta el sol directo y que, por tanto, prefiere la luz indirecta.

Poner la planta en el suelo la dañaría, ya que haría que la humedad del mismo pase hacia su bulbo hueco, lo que ocasionaría la pudrición.

Riega solo de dos a tres veces ligeramente cada semana con una botella rociadora sin mojar las hojas. La fertilización no es necesaria.

Esta planta es originaria de las áreas húmedas de Sudamérica y de Centroamérica y ama el ambiente húmedo y una temperatura que supere los 12 ºC.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close