Plantas

Cómo detener la podredumbre apical del tomate

Una mancha empapada de agua en la parte inferior de los frutos es el síntoma clásico de la podredumbre apical del tomate

Una mancha empapada de agua en la parte inferior de los frutos es el síntoma clásico de la podredumbre apical del tomate. Este problema no es en sí una enfermedad como se cree, sino más bien un trastorno fisiológico ocasionado por un inconveniente con el calcio dentro de la planta. Esto también puede suceder en los frutos de otras plantas como las calabazas, los pimientos, los melones y los pepinos. Continúa leyendo para saber cómo detener la pudrición.

La podredumbre apical del tomate aparece por primera vez cuando las frutas tienen la mitad de su tamaño completo. Las áreas empapadas de agua aumentan de tamaño y se vuelven amarronadas. Estas áreas se pudren, por lo que la fruta debe recogerse y eliminarse.

Algunos factores como el suelo demasiado húmedo o demasiado seco, el exceso de nitrógeno, el pH del suelo muy alto o muy bajo, el suelo frío o rico en sales, entre otros, pueden limitar la capacidad que tienen las plantas de tomate para absorber el calcio suficiente para el buen desarrollo.

Cómo prevenir y controlar la podredumbre apical del tomate

  • Mantén los niveles de humedad en el suelo durante la época de crecimiento. Cuando el clima esté seco riega una o dos veces por semana.
  • Prevén la carencia del calcio.
  • Mantén el pH del suelo cerca de 6.5.
  • Usa un fertilizante con bajo contenido de nitrógeno y un alto contenido de fósforo, dado que el nitrógeno en exceso podría llegar a bloquear la absorción del calcio.
  • Aplica mantillo para reducir la evaporación y mantener la humedad constante en el suelo.
  • Ten en cuenta que no todas las variedades de tomate sufren de este problema, pues existen algunas que son más y otras menos sensibles.

Infelizmente una vez que se encuentran frutos con este problema poco se puede hacer. Lo mejor es actuar de forma preventiva y evitar que se den los escenarios que exponen a los frutos del tomate a una dificultosa absorción del calcio.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close