ArbolesArbustos

Conceptos básicos para plantar árboles y arbustos pequeños

Plantar no solo significa poner el material vegetal dentro del suelo

Plantar no solo significa poner el material vegetal dentro del suelo. Si el material vegetal es un árbol o un arbusto, deberás seguir ciertos pasos. Sigue leyendo para obtener algunos conceptos básicos para plantar árboles y arbustos pequeños.

 

Algunos de los conceptos básicos para plantar plantas ornamentales y arbustos pequeños son los siguientes:

  • Realiza la siembra preferiblemente a última hora de la tarde, pues esto evitará que la planta transpire.
  • De ser posible, proporciónale a la planta una sombra ligera hasta que se establezca sobre todo en climas cálidos.
  • El suelo donde colocarás la planta deberá prepararse con anticipación.
  • Si vas a trasplantar una planta que está en el suelo para llevarla a otro lugar de tu jardín, lo primero que deberás hacer antes de arrancarla regar el suelo.
  • Retira la planta con las raíces intactas junto con el cepellón de tierra.
  • Cuando vayas a plantarla, extiende las raíces para que estas no se retuercen, ni se amontonen o entrelacen.
  • Si la planta requiere apoyo, estácala tan pronto como las raíces se extiendan.
  • No insertes la estaca de inmediato después de plantar, ya que podrías ocasionarle un daño mayor a la planta que si se inserta después de que la planta se haya establecido.
  • Añade la mezcla de tierra gradualmente y reafirma alrededor de la planta. Para plantas grandes podrías hacer esto con el pie.
  • Una guía segura con respecto a la profundidad en la que debes cavar, es que la porción del suelo esté hasta el nivel original de la planta.
  • Después de plantar riega con una regadera. No riegues si la siembra se realiza en época de lluvias.

Conceptos para trasplantar un árbol pequeño de un sitio a otro

  • El trasplante de un árbol pequeño debería realizarse durante la temporada de lluvias para disminuir la pérdida de transpiración.
  • Cava un hoyo del tamaño apropiado con anticipación.
  • Coloca el árbol sobre una tela de yute para trasplantarlo hasta su nuevo hoyo.
  • Levántalo cuidadosamente y colócalo dentro del hoyo.
  • Cubre las raíces con tierra y presiona firmemente con el pie y riega para que el agua llegue al final de las raíces.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close