Cactus

Consejos para diseñar un jardín de cactus y suculentas

Los jardines de cactus y suculentas son apropiados para lugares templados e incluso fríos. En climas fríos, no siempre es posible diseñarlo afuera pero puede cultivarse en el interior en macetas. Aprende en este post un poco sobre cómo diseñar un jardín cactus y suculentas y renueva tu paisaje con nuevas formas y texturas.

Quizás también te pueda interesar: 10 tipos de cactus y suculentas para personas ocupadas

Los cactus y las suculentas son plantas tolerantes a la sequía que tienen hojas gruesas donde suelen almacenan humedad. No obstante, precisan un poco de agua, sobre todo en la temporada de crecimiento.

Para el diseño de un jardín de cactus y suculentas debes considerar la ubicación, el nivel de humedad, el suelo y los tipos de plantas. Algunas son más tolerantes a las condiciones secas que otras. Investiga sobre la gran variedad de formas y tamaños de plantas antes de comenzar.

Algunas tienen flores como el Cactus de Navidad y el Cactus de maní, otras presentan un follaje ancho y puntiagudo como el Agave, y algunas otras son altas y con columnas como el Cactus viejito.

Cultivar un jardín de cactus y suculentas empieza con la elección de las plantas. Si eres novato en la jardinería empieza con plantas fáciles como el Sedum y el Sempervivum. Estos son muy fáciles de cultivar y solo requieren un lugar soleado para sobrevivir.

Más allá del tipo de plantas que escojas, todas ellas deben tener un suelo bien drenado y estar cultivadas en macetas para llevarlas adentro en el invierno. Puedes probar con el aloe vera, el Aeonium, la echeveria, el epiphyllum hibridos, el Gymnocalycium mihanovichi y el kalanchoe.

¿Cómo diseñar un jardín de cactus y suculentas en el exterior?

  1. Escoge una ubicación soleada y traza el espacio que quieras llenar.
  2. Verifica las condiciones del suelo y el drenaje haciendo un agujero de al menos 30 cm de profundidad y llenándolo con agua. Si el agua drena dentro de 30 minutos el suelo es lo suficientemente poroso y apto para cactus y suculentas. De lo contrario, tendrás que agregar al menos 8 cm de arena para mejorar el drenaje y la textura.
  3. Coloca los ejemplares más altos en el centro del área y esparce las especies más bajas en los bordes y las medianas entre estas y las altas. De esta forma, todas quedarán visibles.
  4. Cubre el área con una capa de guijarros para que actúen como mantillo y prevenga las malezas.

Trata de estar atento a las plagas de insectos y combátelos con agua y jabón de horticultura.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close