Blog

Consejos para diseñar un jardín de lluvia

Un jardín de lluvia es utilizado para ralentizar, recolectar y filtrar las aguas pluviales.

Un jardín de lluvia es utilizado para ralentizar, recolectar y filtrar las aguas pluviales. Este se instala en un punto bajo del jardín como una depresión natural de la propiedad o en un sitio que ha sido excavado. Si quieres saber cómo diseñarlo, sigue leyendo este post.

Los jardines de lluvia previenen la contaminación, dado que recogen contaminantes a medida que fluyen, tales como el exceso de fósforo y nitrógeno de los fertilizantes para césped. Estos pueden dañar ríos y estanques y matar peces. Las raíces profundas de las plantas nativas absorben estos nutrientes y protegen la calidad del agua subterránea.

Un grupo de plantas de jardín de lluvia absorberá el exceso de agua que podría quedarse acumulada en el patio, lo que ocasionaría problemas de inundaciones en el hogar. Asimismo, al deshacerse del agua estancada, se disminuyen los problemas de propagación de mosquitos.

Por otro lado, un jardín de lluvia crea hábitats para la vida silvestre pues atraerá abejas, mariposas, pájaros y otros insectos beneficiosos.

Si quieres desviar las canaletas del techo hacia el jardín de lluvia, tendrás que colocarlo a no más de tres metros de tu hogar. Si en esa área no hay depresión natural, tendrás que crear una cavando a mano o con excavadora. No hace falta crear un pozo muy profundo; una cuenta de no más de 15 cm de profundidad es más que suficiente. La cuenca debe ser planos y los laterales inclinados.

Un jardín de lluvia pequeño es mejor que nada, pero debes planear uno de al menos 15 metros cuadrados para incluir una gran variedad de plantas que sean capaces de procesar la escorrentía relacionada con el jardín. Lo ideal es que tenga una forma redondeada, ovalada o de lágrima.

Plantas ideales para un jardín de lluvia

Las plantas que siembres en el centro del jardín experimentarán períodos más largos de suelo húmedo por lo que deberás elegir plantas que prosperen en estas condiciones. Algunas plantas resistentes y de larga floración son: susan de ojos negros, azul índigo falso, equinácea, hibisco de los pantanos y geranio.

Las plantas que siembres alrededor rara vez estarán sobre tierra húmeda y no le importarán los periodos de sequía. Por tanto, algunas de las mejores plantas para esta área son: milenrama, hierba de mariposa, heuchera, gaura u hierba gatera.

Cuidados del jardín de lluvia

Aunque los jardines de lluvia precisan menos mantenimiento que un macizo de flores, se benefician de algunas prácticas de cuidado. Riega profundamente durante las épocas de sequía pero con poca frecuencia para fomentar raíces saludables y quítale las malezas para mejorar la salud y estética de las plantas

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close