CactusSuculentas

Cuidados de la suculenta Fenestraria rhopalophylla

La fenestraria rhopalophylla también conocida como dedos de bebé, es una planta suculenta que forma parte de la familia de los lithops conocidos como piedras vivas.

La fenestraria rhopalophylla también conocida como dedos de bebé, es una planta suculenta que forma parte de la familia de los lithops conocidos como piedras vivas. Esta planta se encuentra disponible en viveros y es un objeto de interés para muchas personas. Si eres una de ellas en este post de dejo los cuidados de la fenestraria rhopalophylla.

La fenestraria rhopalophylla es una planta nativa de las zonas desérticas subtropicales que requiere agua moderada, sol brillante y un suelo bien drenado con mucha materia arenosa. Son resistentes a las condiciones climáticas extremas y a los suelos bajos en nutrientes.

Esta planta suculenta forma columnas de hojas gruesas que se elevan de la superficie y se asemejan a los dedos de los bebés. Generalmente, las hojas verticales se confunden con tallos pero en realidad son follaje modificado. La fenestraria rhopalophylla puede tener un follaje verde grisáceo o amarronado.

Cómo propagar y hacer crecer la fenestraria rhopalophylla

Al igual que muchas otras plantas crasas o suculentas, la fenestraria rhopalophylla genera compensaciones a medida que los racimos de hojas maduran y se expanden. Estos son muy fáciles de dividir y producirán plantas.

Hasta ahora he hablado sobre el follaje de esta bonita suculenta, pero cabe destacar que también florecen a finales del verano hasta el otoño con flores similares a las margaritas en una gran variedad de tonalidades.

Comenzar con la fenestraria rhopalophylla desde semilla puede ser gratificante pero precisas algunos elementos para que el cultivo sea exitoso. Adquiere un recipiente poco profundo y con buen drenaje y forma un suelo con partes iguales de tierra para macetas, fibra de coco, grava fina, perlita y arena.

Humedece la mezcla y esparce las semillas de forma uniforme sobre la superficie del suelo. Espolvorea con un poco de arena y cubre la maceta con una bolsa transparente. Llévala a un área con poca luz hasta su germinación. Cuando emergen, rocía las plantas y quita la bolsa durante media hora al día para evitar que crezcan hongos.

Cómo cuidar la fenestraria rhopalophylla

Lleva las macetas a un área iluminada donde las temperaturas oscilen por los 19 ºC. Como la gran mayoría de las plantas suculentas y los cactus, el mayor problema es el riego en exceso o la escasez del mismo. Aunque la fenestraria rhopalophylla tolera condiciones de sequía, precisa humedad para almacenar en sus hojas y crecer adecuadamente.

Fertiliza principios de la primavera con fertilizante para cactus y suculentas y suspende el riego en invierno. Por otra parte, afortunadamente esta suculenta tiene pocos problemas de plagas o enfermedades pero recuerda que la podredumbre podría aparecer si las macetas no drenan bien.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close