Blog de Jardineria

Dos herramientas agrícolas de gran utilidad

Las temperaturas cálidas de fines de invierno suelen ser la razón perfecta para celebrar la llegada de la primavera

Las temperaturas cálidas de fines de invierno suelen ser la razón perfecta para celebrar la llegada de la primavera. Estos días son un excelente momento para planificar el jardín de flores y vegetales del verano. Uno de los primeros proyectos de jardinería podría ser preparar la tierra. Si el suelo de tu jardín está compactado, o bien, carece de nutrientes, probablemente desees aflojarlo y enriquecerlo a través de la labranza y el cultivo. El labrado y el cultivo se refieren a voltear el suelo para romper con la compactación y, poder así, facilitar la siembra. Esto también es bueno para mezclar las enmiendas que precise el suelo. Sigue leyendo para conocer dos herramientas agrícolas de gran utilidad: motocultores y motobombas.

El motocultor, también conocido como motocultivador o motoazada, es una maquinaria agrícola que utilizan los jardineros para mezclar y airear el suelo, y remover las malas hierbas. Estos se usan mejor cuando se atienden parcelas grandes o se tiene un amplio espacio para trabajar.

Esta maquinaria es de un solo eje, por lo que se maneja a pie y se empuja por la esteva. Cada vez que das un paso, estarás labrando la tierra y dejándola lista para sembrarla después. Hay distintos tipos de motocultores, entre ellos, algunos que te permiten sentarte y conducir.

Asimismo, podrás encontrar en el mercado motocultores de dientes movibles y motocultores de dientes rígidos. Los primeros son ideales para suelos secos o húmedos, y los segundos son mejores para trabajar suelos duros.

Los motocultores te garantizarán que tengas el mejor jardín posible sin demasiado esfuerzo, pues todo lo hace la máquina: afloja, prepara, cultiva y desmaleza el suelo.

Por otro lado, las motobombas son maquinarias que se usan en la industria agrícola para bombear agua de un depósito y llevarla hacia otro lugar mediante una manguera. También ayudan a extraer el agua en un lugar que se ha inundado.

Luego del cultivo necesitarás regar, por lo que deberías considerar las motobombas. Existen motobombas que funcionan con diésel y otras con gasolina.

Las motobombas diésel mejoran la aspiración de la bomba, incrementando la NPSH (Net Positive Suction Head), es decir, la altura neta positiva en aspiración. Son perfectas para regar, llenar cisternas, llenar y vaciar piscinas, vaciar fosas sépticas, evacuar aguas provenientes de lugares inundados, etcétera, mientras que las motobombas de gasolina son ideales para extraer y desplazar grandes volúmenes de agua.

Dentro de las motobombas de gasolina puedes encontrar distintos tipos como las de caudal, las de presión, las de aguas sucias y las de líquidos especiales. Estas ayudan a llenar o vaciar piscinas, mover fluidos que se encuentren en distintos desniveles, mover agua que contiene barro o piedras pequeñas y, mover sustancias corrosivas.

Si tienes un huerto grande o pequeño y no dispones de agua corriente, pero tienes un pozo del que puedes sacar agua para regar, entonces necesitas una motobomba. Esta a su vez no necesita corriente eléctrica.

Así que ya sabes, si quieres comenzar a cultivar en tu terreno, necesitarás de un motocultor y de una motobomba. Ambas maquinarias son muy fáciles de usar y te ahorrarán tiempo y dinero. ¿Qué estás esperando para adquirirlas?

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close