BlogPlantas

La guía definitiva para el cultivo de tomates

Los tomates son una de las verduras más populares para cultivar en el jardín de casa y no hay nada como cosecharlos y disfrutar de unas exquisitas rodajas de tomate en un sándwich

Los tomates son una de las verduras más populares para cultivar en el jardín de casa y no hay nada como cosecharlos y disfrutar de unas exquisitas rodajas de tomate en un sándwich. En esta ocasión te diré cómo llevar a cabo el cultivo de tomates tanto sea en contenedores, en el jardín, en interiores y cómo cosecharlos.

¿Cómo cultivar tomates en macetas?

Cultivar tomates en macetas es muy fácil. Para aprovecharlos, debes hacer que el tamaño final de las plantas coincida con el tamaño total de los contenedores. Las variedades más pequeñas son perfectas para cestas colgantes o jardineras mientras que para las más grandes precisarás contenedores de 20 litros. Por otra parte, asegúrate de que las macetas sean lo suficientemente profundas como para que el sistema de raíces de las plantas quepa bien. Una maceta con buen drenaje de 36 cm de profundidad con el mismo diámetro es apropiada para la mayoría de las plantas.

Llena las macetas con una mezcla de tierra para macetas, compost, perlita y turba en partes iguales. Las semillas de tomate pueden comenzar en el interior a principios de la primavera o puedes adquirir plántulas en el centro de jardinería. Lleva los recipientes al pleno sol y riega de ser necesario. Usa un fertilizante soluble en agua cada 15 minutos durante el verano y durante la temporada de crecimiento.

¿Cómo cultivar tomates en el jardín?

Al cultivar tomates en el jardín para consumo familiar debes tener en cuenta de comprar aproximadamente tres plantas por persona de 15 a 20, 5 cm de alto, rectas y robustas con cuatro a seis hojas verdaderas.

Los tomates poseen la capacidad de hacer crecer las raíces a lo largo de los tallos, por lo que, al plantarlos, siembra profundamente hasta el primer par de hojas. Riega las plántulas con una solución de fertilizante con alto contenido en fósforo y escoge su apoyo. Si vas a usar estacas, ponlas ahora para no dañar las raíces más adelante.

¿Cómo cultivar tomates en interiores?

Los tomates precisan pleno sol y ocho horas de luz para producir frutos. Las temperaturas deben oscilar los 18 ºC o más en el interior. Usa macetas con orificios de drenaje cuando vayas a cultivar tomates en el interior.

Siembra las semillas en el interior en una mezcla para semillas plantándolas a 6 mm de profundidad en macetas de 15 cm de diámetro. Mantén la tierra húmeda y en un sitio cálido para germinar. Una vez que haya ocurrido la germinación en cinco a diez días, lleva las macetas a un área iluminada cerca de una ventana. Asegúrate de que no tenga corrientes de aire. La floración será favorecida por temperaturas de 24 º a 29 ºC. Trasplanta a macetas más grandes cuando las plántulas hayan llegado a los 8 cm de alto. Fertiliza cada 15 días.

¿Cuándo cosechar?

El tiempo de cosecha de los tomates se produce al final del verano, una vez que están verdes. Luego se dejan madurar fuera de la planta. Agarra la fruta con firmeza, pero con mucho cuidado y tira de la planta, sosteniendo el tallo con la otra mano. Una vez que hayas cosechado los tomates verdes, envuélvelos en papel periódico para acelerar el proceso y mantenlos a una temperatura de entre 13 ºC y 21 ºC o más frío si quieres ralentizar la maduración. En tres a cinco semanas ya estarán listos para su consumo.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close