Blog de JardineriaPlantas

Los mejores fertilizantes para plantas aromáticas

Los fertilizantes para plantas aromáticas pueden mejorar la salud de las plantas

Los fertilizantes para plantas aromáticas pueden mejorar la salud de las plantas. Entender por qué es importante la aplicación de fertilizantes y cómo debes hacerlo, fomentará un crecimiento fuerte y saludable en ellas. Algunos cultivadores no suelen fertilizar las hierbas cultivadas en el suelo, principalmente si utilizan compost o mantillo para cultivarlas. Si las hierbas están fuertes, es probable que no precisen fertilizante. Las plantas que sí necesitan fertilización se marchitan o encogen en el transcurso de una a dos semanas. Échales un vistazo a los mejores fertilizantes para plantas aromáticas.

 

Todas las plantas contienen ciertos nutrientes que son fundamentales para el crecimiento de las plantas. Estos suelen incluir fósforo, nitrógeno, potasio, calcio, magnesio, azufre, cloro, boro, hierro, cobre, zinc, manganeso, níquel y molibdeno, y se encuentran naturalmente en el suelo. A medida que las plantas los absorben y los utilizan, necesitan volver a agregarlos al suelo mediante fertilización. La falta de nutrición provocará síntomas de carencia, lo que afectará el crecimiento de las plantas aromáticas. Para facilitar las necesidades nutricionales de las mismas, muchas personas se centran solamente en el nitrógeno, el fósforo y el potasio.

No importa si vas a usar fertilizantes caseros u orgánicos, es importante que te asegures de que las plantas aromáticas contengan los nutrientes necesarios para prosperar. Sigue las instrucciones del paquete para saber cuánta cantidad usar y en qué momento.

Las plantas estarán estresadas por el calor de la tarde, lo que les impide aprovechar los nutrientes del fertilizante al máximo; por tanto, generalmente, el fertilizante liquido se aplica en la base de la planta y por la mañana.

Riega las plantas antes de añadir fertilizantes, incluso si fueses a usar un fertilizante líquido. Esto se hace para evitar que las raíces de las plantas se quemen con los productos.

Fertilizantes orgánicos para plantas aromáticas

Las plantas que crecen en el suelo poseen un amplio espacio para enviar sus raíces en busca de nutrientes. Por tanto, es mejor alimentarlas ligeramente con un fertilizante orgánico de liberación lenta o una solución de concentración media como la emulsión de pescado o té de compost.

Durante el periodo de crecimiento, alimenta las plantas con un fertilizante liquido cada tres semanas o aplica un fertilizante orgánico de liberación lenta tres veces al año. Usa fertilizantes orgánicos solubles en agua para estimular el crecimiento de las hierbas aromáticas.

La emulsión de pescado y el humus de lombriz son excelentes opciones orgánicas. Estos, generalmente se venden como sólidos, líquidos o granulares. Los fertilizantes herbales líquidos deben diluirse antes de la fertilización, mientras que los granulares solo se espolvorean sobre la superficie del suelo.

¿Las hierbas aromáticas precisan fertilizantes?

Sí, pero no todas las hierbas aromáticas necesitan la misma cantidad de fertilizante. Las hierbas se dividen en dos grupos:

Aquellas hierbas de crecimiento lento con hojas pequeñas o agujas y tallos fibrosos y leñosos son originarias del Mediterráneo.  El laurel, la menta, la lavanda, el orégano, la mejorana, el estragón, la ajedrea, la salvia y el tomillo, forman parte.

Por su lado, las hierbas de crecimiento rápido con hojas grandes y delgadas son, generalmente anuales: albahaca, cilantro, perifollo, borraja y eneldo.

El primer grupo requiere menos fertilizante que el segundo. Puedes fertilizar en cualquier momento del día, pero jamás alimentes a las plantas que estén estresadas o caídas, ya que esto podría ocasionarles daños severos e incluso llevarlas a la muerte.

¿Cómo fertilizar las plantas?

Si usas fertilizantes líquidos, usa agua corriente para disminuir la concentración de mismo.

Si usas fertilizantes granulares, espárcelos en la tierra o mezcla con agua, según la fórmula. Los fertilizantes granulares deben regarse en los medios de cultivo. Después de haber cultivado las hierbas aromáticas, riega bien hasta que el agua salga por los orificios de drenaje del recipiente y fertiliza cada seis semanas durante la primavera, el verano y el otoño. Las hierbas que se cultivan en contenedores no necesitan fertilizantes en invierno.

Fertilizantes líquidos

Aunque los fertilizantes líquidos suelen absorberse mucho más rápido que otros, estos no son los más apropiados para las hierbas aromáticas porque no duran tanto como los granulares, por lo que, en caso de usarlos, deberías aplicarlos con mucha más frecuencia.

Las mejores opciones liquidas para fertilizar las plantas aromáticas son:

  • Té de humus
  • Te de compost
  • Emulsión de pescado
  • Algas marinas liquidas

¿Qué nutrientes precisan las hierbas?

Comienza por plantar las plantas aromáticas en un suelo saludable rico en materia orgánica. Se beneficiarían de aquellos de liberación lenta que contenga cantidades iguales de macronutrientes de fósforo, nitrógeno y potasio. Esto es especialmente importante si el jardín tiene suelo arenoso, dado que los nutrientes se agotan rápidamente. También podrías emplear emulsión de pescado o un abono orgánico alto en nitrógeno (NPK de 4-1-1).

La fertilización excesiva de las hierbas aromáticas conduce a un exceso de nitrógeno, lo que tiene como consecuencia resultados indeseables, sobre todo para aquellas plantas que crecen lentamente. Para el segundo grupo, el crecimiento de las hojas a base de nitrógeno será óptimo porque las hojas se pondrán verdes. No obstante, tanto para el romero como para otras hierbas mediterráneas, el crecimiento rápido representa una mejor concentración de aceites esenciales, lo que haría que las hierbas sean menos fragantes y sabrosas.

Fertiliza las hierbas aromáticas según sea necesario una vez cada tres a seis meses. Si las hojas se secan y marchitan al mes o a los dos meses después de ser plantadas, es posible que precises una dosis regular de fertilizante para que se mantengan sanas y vigorosas durante todo el año.

¿Cómo fertilizar hierbas hidropónicas?

Los nutrientes hidropónicos contienen minerales y elementos esenciales como el nitrógeno, el potasio y el fósforo. Estos fertilizantes son esenciales para que las hierbas crezcan y florezcan. Fertiliza cada dos semanas o según lo indique tu sistema hidropónico.

Algunas de las hierbas aromáticas que se pueden cultivar en sistema hidropónico son la salvia, el romero, la albahaca, el bálsamo de limón y la menta.

Cabe destacar que, al no tener exposición al suelo, será necesario usar diversos medios de crecimiento y proporcionarles soluciones nutricionales.

¿Qué te ha parecido este post sobre los mejores fertilizantes para plantas aromáticas? Deja tus comentarios.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close