Blog de Jardineria

¿Mucho compost puede dañar a las plantas?

En este post te ayudaré a comprender cuál es el efecto que le causa a las plantas el exceso de abono.

En este post te ayudaré a comprender cuál es el efecto que le causa a las plantas el exceso de abono. También te mostraré cuáles son los síntomas de mucho compost y todo lo que debes hacer para evitarlo.

Es importante que obtengas la cantidad adecuada de compost para no terminar perjudicando a tus plantas. El compost suele tener un contenido elevado de nutrientes como el fósforo y el nitrógeno. En dosis pequeñas esto no es malo. De hecho, las plantas precisan esos nutrientes para crecer bien.

El nitrógeno es un mineral que no se acumula en el suelo, pero ese no es el caso del fósforo. Mientras que la lluvia lava al nitrógeno, el fósforo se mueve a razón de 2,5 cm al año a través del suelo. Debido a esto, añadir abono constantemente podría hacer que las plantas acumulen fósforo con el tiempo, lo que podría ser tóxico para las plantas.

El compost alto en nitrógeno, potasio y fósforo puede quemar a las plantas desde la raíz, lo que afectará su crecimiento y su follaje. Aquí te dejo algunos consejos sobre lo que puedes hacer para tratar las quemaduras de compost:

  • Retirar el exceso de compost: esto evitará que se filtren más nutrientes en el suelo, lo que, finalmente, termina agravando el problema.
  • Aplicar agua: el agua remueve cualquier exceso de nutrientes. Asegúrate de recogerla en vez de dejar que se escurra y termine contaminando otras vías fluviales.
  • Mover las plantas: cuando los niveles de fósforo son excesivamente altos, hay que mover las plantas a un área nueva. Con el transcurso del tiempo, estos niveles disminuirán.

Otro inconveniente de ponerle demasiado compost a las plantas es que este podría terminar sofocándolas, ya que formaría una capa tan gruesa que el agua no tendría como entrar. Si agregas mucho compost en las plantas, estas podrían marchitarse y morir. Algunas señales de exceso de compost:

  • Amarillamiento en el follaje
  • Retraso en el crecimiento
  • Marchitamiento
  • Carencia de micorrizas (estas hacen que las plantas absorban agua y obtengan nutrientes del suelo)

Sin embargo, ¿cómo saber si esos síntomas se deben a la composta en exceso? Puedes hacer una prueba NPK para determinar cuánto nitrógeno, potasio y fósforo hay en el suelo. La cantidad ideal de fósforo podría variar según el tipo de suelo y las plantas que vayas a cultivar.

Por ejemplo, entre 25 y 50 ppm se consideraría saludable. Cuando supere esa cantidad, podría tornarse en un problema.

¿Cómo arreglar el exceso de compost en las plantas?

Como la mayoría de las cosas que suceden en jardinería, hay muchas formas de superar este inconveniente. En primer lugar, no deberías ponerle más compost al área. Esto hará que los nutrientes se dispersen de forma natural, lenta o rápidamente, dependiendo de qué tan elevados sean los niveles de fósforo.

Si tras haber hecho una prueba NPK, tu suelo tiene un nivel de 150 ppm, por ejemplo, demoraría años en corregirse el problema. Por otro lado, tendrías que considerar el tipo de plantas que estés usando. Para contrarrestar el fósforo, podrías aumentar el nitrógeno con plantas de frijoles y guisantes.

Asimismo, tendrás que pulverizar con zinc y hierro para que las plantas del jardín se mantengan saludables. Usa un aerosol que tenga estos nutrientes al 1% en toda la parte afectada, una vez cada mes.

Claro está que con este post no se pretende que evites el compost, sino de que su uso sea el apropiado. Si quieres saber de qué forma agregar el compost, lee a continuación:

Agrega de 2,5 a 5 cm de compost en el suelo, mezclado con el mismo. Mientras lo haces, controla los niveles de nitrógenopotasio y fósforo y detente si la cantidad de fósforo es muy elevada. Añade compost solo dos veces en el año.

La otra alternativa es remojar el compost en agua. Cada una parte de compost, considera tres partes de agua y rocía en tu jardín. Aplica con más frecuencia.

También puedes hacer uso de compost como parte de una mezcla casera para macetas. Obtén cuatro partes de compost con dos partes de arena gruesa y una parte de musgo esfagno.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close