Arboles

¿Tu árbol de mirto crepé no florece? Aquí las razones

¿Has notado que tu árbol de mirto crepé no florece? Puede haber diversas razones por las que no está floreciendo como a ti te gustaría, pero felizmente estos problemas se pueden resolver. El árbol de mirto crepé conocido botánicamente como lagerstroemia, es uno de los arboles con flores mas populares en el norte de américa, pero también está de moda en otros lugares del mundo. Sus tallos múltiples son el suelo de todo paisajista y, en la actualidad, existen variedades nuevas tolerantes al frío.

Los mirtos se cultivan por su espectáculo floral de verano de color rosa, rojo y morado, que puede durar hasta 120 días. Sin embargo, las flores no son solamente lo que los hace maravillosos, pues en otoño podrás disfrutar de su hermoso follaje y corteza descascarada. Por ello es que se lo considera uno de los mejores árboles para patios.

Si percibes que tu mirto crepé no florece o florece poco, esto puede ser por varias razones. En su Asia nativa, los mirtos crespones pueden crecer hasta alcanzar proporciones de árboles y florecer prolíficamente. Si quieres que en tu jardín suceda lo mismo, entonces tendrás que proporcionarle sol y humedad.

¿Por qué no florece?

Si tu mirto crepé no florece, échales un vistazo a estas posibles razones:

1. No está recibiendo suficiente sol

Los mirtos crepé precisan un mínimo de 6 hs de sol pleno al día. Florecen mal a sombra parcial y no son una buena opción para jardines sombríos.

2. Niveles de humedad inadecuados

Los mirtos crepé son mucho más tolerantes a la sequía que a la tierra húmeda. Bríndales un suelo húmedo, pero no encharcado, sobre todo cuando florecen por primera vez. Si el suelo que rodea al mirto es seco, cúbrelo con virutas para que retenga la humedad. Riega los especímenes nuevos profunda y regularmente hasta que llueva y riega las plantas ya establecidas durante períodos de sequía prolongada.

3. No alimentar al mirto crepé correctamente

Si recibe mucho sol y no florece, revisa el suelo que está alrededor. Si está en un césped que ha sido muy fertilizado, probablemente reciba demasiado nitrógeno lo que impulsará el crecimiento del follaje y no el de las flores. Usa un fertilizante con alto contenido en fósforo como la harina de huesos para promover el desarrollo de raíces y brotes nuevos.

Por otra parte, prefieren los suelos más bien neutros, es decir ni muy ácidos ni muy alcalinos. Para verificar la acidez del suelo, adquiere un kit de prueba de pH de suelo. Si efectivamente es ácido, añade cal de jardín para elevar el pH y, si es demasiado alcalino, agrega polvo de azufre en invierno.

4. Poda inadecuada

Esta es una de las razones por las que el mirto crepé puede no florecer. Un error común es pensar que los árboles florecerán mejor si los podas. La única poda que necesitas realizar para que tu mirto crezca felizmente es sacar las ramas enfermas, muertas, cruzadas o débiles a fines del invierno. En primavera y en verano no cortes ningún crecimiento nuevo, dado que correrás el riesgo de cortar las flores en desarrollo.

5. No elegir el mirto apropiado para tu ubicación

Escoge una variedad de mirto crepé del tamaño apropiado para el entorno, verificando la altura máxima y su información antes de comprar. Esto es fundamental ya que no querrás que el espécimen una vez maduro termine perjudicando al resto de las plantas del jardín o lo que es peor, a la estructura de tu casa.

Espero que estos consejos e información sobre el mirto crepé te sean de ayuda.

Etiquetas
Mostrar más

Notas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close